12.4.13

incomple

Tengo cincuenta cartas para un destinatario desaparecido, y otras doscientas para quien nunca las leerá... "por lo menos escribo". No sé que duele mas pero ¿que otra cosa puedo hacer?
Eramos infinitos, eramos abismales, eramos la musa de la felicidad, la inspiración de mis largas noches. ¿Eramos? Es. ¿Es? Era. Él y mi pasado: mi pasado lleva su nombre. Todavía tengo sus cicatrices, todavía soy testigo de sus asesinatos. Cerati me grita 'suspiraban los mismos los dos y hoy son parte de una lluvia lejos'. 
Perdí identidad cuando se fué(ron). 
-A veces tengo ganas de agarrarle la mano e irme lejos con ella, y después pienso en como viviría sin poder verlo a él. Es decir, no podría vivir.
-¿Ahora podés?
-Ahora por lo menos intento.
Siento los hilos en mi cerebro: soy una marioneta. Su marioneta. Pero... alguien maneja mi mente así que no tengo que decidir. Y sin embargo quiero vivir. No hablo de sólo respirar, si no de sentir placer por poder hacerlo; sentirme orgullosa, alegre, enojada, idiota... viva. 
"Ya no pienso tanto en vos.
 [...]
Estoy probando eso de la sobredosis. Te extraño ¿sabés?"